jueves, 26 de noviembre de 2015

Nueva novela histórica de Emilia Pereyra, Alfaguara Juvenil



LA RECOMIENDO

 


<<Ante los verdugos, la mujer acaricia el crucifijo de plata. Su rostro permanece sereno, como si orara tranquilamente un día cualquiera en el reposo de la capilla del Carmen...

María Trinidad Sánchez fue la cabeza visible de la conspiración planeada por los seguidores del fundador de la patria Juan Pablo Duarte para derribar el gobierno de Pedro Santana, apenas un año después de proclamada la independencia nacional. La historia arranca en las últimas horas de la heroína, yendo atrás en el tiempo, para dibujar a una María Trinidad poco conocida, valiente, devota y comedida tanto en su vida personal como en el quehacer político>>. 


El faldón de la pólvora

"Como mujer de acción no dudó en arriesgarse y se opuso activamente a las ideas y acciones autoritarias del general Santana, hasta el punto de transportar cantidades de volátil pólvora entre las faldas".

miércoles, 7 de marzo de 2012

“El último aon” de Emelda Ramos


Martes 6 de marzo, en la librería Cuesta
Itzel, Farah Hallal y la autora Emelda Ramos

Analie Trinidad y Emelda Ramos

Alfaguara Infantil presentó “El último aon” de Emelda Ramos


"El último aon”, escrito por Emelda Ramos e ilustrado por Adela Dore, es el título del nuevo libro para niños de diez años en adelante que publica el sello Alfaguara Infantil de Santillana, en el Foro Pedro Mir de Centro Cuesta del Libro.

Las palabras de introducción de este nuevo aporte a la literatura infantil dominicana estuvieron a cargo del laureado escritor Marcio Veloz  Maggiolo.


Adela Dore ilustradora de la obra

Portada de la nueva obra dirigida a niños de 10 años en adelante

Este cuento infantil, de 44 páginas, impreso  en papel satinado y cuidadosamente editado, trata de un episodio inédito que ocurrió en los primeros años de la colonización española, y lo protagonizan un niño taíno, Guaramatex, y un pequeño perrito de la raza de los “aon”, desaparecida ya. Juntos han vivido muchas aventuras desde que el niño taíno rescató al cachorro en medio del bosque, pero el mayor peligro les aguarda ahora, cuando la tribu de Guaramatex, llamado también “El que Camina de Espaldas”, es forzada a desplazarse a un lugar desconocido,  abandonando sus bohíos, conucos y valles.

 Según la autora de la nueva publicación infantil, “escribir una historia para niños y jóvenes es descubrirles el acceso a un viaje en el tiempo, con la gratificación de que les acompañaré en la aventura”.
http://www.hoy.com.do/vivir/2012/3/1/416846/Alfaguara-Infantil-presenta-El-ultimo-aon-de-Emelda-Ramos

domingo, 12 de febrero de 2012




Resaltan presencia dominicana en Feria del Libro de Cuba


Dominicana participa en la Feria Internacional de Libro de Cuba con un pabellón de autores y un programa que incluye presentaciones de varios escritores..

En el evento se pondrán en circulación los 15 primeros volúmenes de las obras completas de Max Henríquez Ureña, con presentaciones del poeta León Félix Batista, director de la Editora Nacional y del historiador Luis Felipe Céspedes Espinosa, de la Universidad de La Habana.

También se presentarán el libro de cuentos Papeles de Astarot de Pedro Antonio Valdez, publicado por la Editorial Arte y Literatura, de Cuba; y Leyendas dominicanas de Eleanor Grimaldi y Margarita Luciano de Sang, publicado por Ediciones Unión.

Grimaldi y Luciano participarán, además, en un panel en el Pabellón Infantil sobre el título Un mismo Caribe para todos, donde expondrán escritoras de literatura infantil de Puerto Rico, Colombia, Estados Unidos, Barbados, Curazao y República Dominicana.

Otra importante actividad del pabellón dominicano será la presentación de los Cuentos Completos del narrador cubano Eduardo Heras León, publicados en el sello Ediciones de Cultura.

La presentación de la obra estará a cargo del ministro dominicano José Rafael Lantigua, y del escritor cubano Francisco López Sacha, señala la nota.

En la feria participa también el novelista dominicano Marcio Veloz Maggiolo, quien presentará algunos de sus libros y disertará sobre literatura y antropología dominicana.

Como complemento, se exhibirá una muestra de cortos, documentales y películas procedentes de la República Dominicana y otros países de América Latina. (PL)

miércoles, 1 de febrero de 2012

Elizabeth Balaguer, Mi Carnaval/My Carnival


Voy a tener una presentación de mi libro infantil
Mi Carnaval/My Carnival
en la librería Cuesta de la 27 de Febrero.

El dia sábado, 18 de febrero del 2012, a las 4:00 PM.


martes, 31 de enero de 2012

A la orilla de la mar


Lucia Amelia Cabral

Preciso, sagaz, Rafael Peralta Romero ama el reto.  Hace suyo el espacio en blanco y lo construye.  En ese oficio ignora confines.  Cuenta, pauta y deslumbra.  Suelta las amarras.  Arma el escenario.  Espabila la inventiva,  templa sus palabras preferidas.  Y la historia real y genuina se hace para siempre posible.  Cuenta para los niños, para los jóvenes, para los mayores.  Cuenta corto, cuenta largo, con manifiesta intención de convocar.  Si ha de asustar, asusta.  Si cabe la provocación, provoca. Hace reír cuando toca reír.  Afinca y avanza.  Sin noñerias, sin repugnancias, sin pesimismo, se alza chispeante su prosa.  Ajena a cabos sueltos, se enseñorea en el salobre territorio de los recuerdos y la fantasía, como en el caso de esta fecha especial, a los pies mismos del mar.
De agua clara, de arena tibia, de magia y espuma, la narrativa de Rafael Peralta Romero transforma lo cotidiano.  Torna lo sencillo en una experiencia para compartir, en una ocasión irrepetible por la ruta del destino memorable.  Su palabra certera dispara su desbordante gozo de contar, para espigar su propia esencia y conectar con la vida de manera muy singular.   
Un ejercicio muy lúcido, muy puntual, en horario de luna y sol, le sirve de tinglado a su arte de escribir. Su factura limpia, irrenunciablemente pulida, airosa, tiene arquitectura de estilo, con curiosidad de mañana que asoma en la cama del mar amigo.  Rafael Peralta Romero construye, deconstruye y reconstruye, cara a cara a la imaginación y la realidad, al mito y la verdad para endosar el mundo presente, el que fue y el que vendrá, el que nos reúne y une.  Proclama la suya de literatura dominicana y universal, de hoy y después.
Agradezco emocionada esta tarde de invierno sub-tropical que nos ha traído a la vetusta casa de la Academia Dominicana de la Lengua por convocatoria de A la orilla de la mar, que ha sabido valerse de su titulo sugerente y hermoso.  ¿A la orilla de la mar?  ¿De qué mar?  El de Miches, sede de la nostalgia del amigo Rafael y puerta atlántica a la esperanza azul de muchos dominicanos. 
Deliciosa marina travesía esta, cobijada en la amistad con la naturaleza amable y el viento bueno en la playa del recuerdo, que al atardecer se pinta de fulgurante costa del imaginario.  Esta última obra de Rafael Peralta Romero, que agrupa diez textos fascinantes, tiene además el apoyo precioso de Ana Maria Cöen, una celebrante de todos los tonos de la acuarela, quien aparentemente también ha descubierto los secretos del mar con el mismo fervor que el de las cayenas y palmeras, aves y nubes del cielo. 
Qué magnifico inicio es Boquita para invitar a descubrir los encantos de A la orilla de la mar.  Hasta me enseñó –confieso que lo desconocía- el grave asunto de la paternidad irresponsable de los maqueyes, dolorosa realidad que se suma a la vida de transeúnte, de nómada histórico del maquey.  Boquita, desconchado, transita por los peligros de la vida, hasta que finalmente pudo escapar de la tristeza, gracias a un niño de mar.
En el pueblo de Los Uveros no quedó duda de que el mal puede ser derrotado.  Tenía que ser así en los dominios del abuelo, donde reina su ejemplo, su cariño, su palabra, como voz clara de la autenticidad de la nación dominicana.  Esa complicidad con el abuelo es de hierro, vale decir, imbatible, aunque su textura sea la ternura.
Mediopeje es propiamente un monologo, tremendamente actual, donde triunfa, porque tiene que triunfar, el ser sobre el tener.   Cuenta de una realidad inevitable, en un inventario de dones y certezas donde se sobrepone la fuerza del pensamiento agudo, salpicado de sutil humor. 
Día de San Juan, es retrato del amor al terruño, a los antecesores, privilegiada geografía de preguntas y respuestas, a la vera de la tradición que se pierde empalidecida.  
La espuma del centollo, Un loco en Cocoloco, El singular viaje del intrépido Caribe, alucinante trayecto encima de una ballena del pez que al final prefirió regresar a las aguas tibias del sol, de los afectos y del español, son otras más de las historias de Rafael.  Se suman El día que la mar se echó para atrás, como un gato cuando encrespa el lomo, La cangreja triste, crustácea contadora de visiones y relatos, salvada por tinos del destino y El carro submarino, donde nueva vez la figura del abuelo se eleva en protagónica camaradería.
Asertivo, con gracia omnipresente de diáfano humor, Rafael Peralta Romero en cada una de estas historias engancha directo con el lector, desde el más joven al de largos años. Le invita cálidamente, con el anzuelo de sus preguntas y exclamaciones, a sumar su propio parecer, a ser proactivo, de la mano con el autor.  Mientras, su innegable oficio de narrador exhibe un equipaje de norte irrehuible, siempre desprovisto de remiendos, enemigo de titubeos, dueño victorioso del ritmo narrativo que nunca pierde ni se arremolina.  La literatura para niños y jóvenes de Rafael Peralta Romero es reivindicativa.  Nos da raíces, nos levanta en alas.  País el suyo de cimbreantes cocoteros, del abuelo y luz rutilante, de tradiciones y amistad, de peces y cangrejos y, más aún, de futuro que, como el mar, desde el horizonte, puede deslizarse hasta llegar a nuestros pies.
La palabra escribe la historia.  Escrita está a la orilla de la mar.  En expresión de Liliana Bodoc, autora argentina, “la palabra es fundamento de la condición humana.  Hay que volver a apasionarse con las palabras: las palabras pronunciadas, las palabras escritas, el origen de las palabras, el cambio de las palabras, la mentira de las palabras. En realidad estamos hechos de eso, en gran medida.”  No puede existir la vida, digo yo…“la buena literatura”, dice ella, “sin lo indispensable, volver a enamorarnos de nuestra lengua y de nuestras palabras.” Rafael Peralta Romero lo sabe, lo trabaja y lo pregona.


 Con ocasión de la puesta en circulación de
“A la orilla de la mar” el  17 de enero de 2012

viernes, 27 de enero de 2012

Décimas de literatura infantil


Yo saludo hoy esos «ausentes» en la persona de César Sánchez Beras, que apenas tiene ahora 42 años y es padre y esposo, con dos matrimonios en su haber. Dominicano visceral y rotundo, porque vivió en todas las zonas del país y porque es un hombre de amores según su poesía desatadamente sensual
Arcadio Montesinos

El viernes nueve del presente mes se iban a entregar los premios nacionales del concurso de literatura y música correspondiente al año 2003-2004 por la Secretaría de Estado de Cultura, pero se ha transferido al 6 del mes entrante, aún cuando los ganadores que residen fuera del paìs, habían solicitado permiso para venir a recibirlos; uno de ellos, como sabemos, es César Sánchez Beras, ganador de dos galardones, el de poesía, que comentamos ya y el de literatura infantil que comentaremos en este número.


«El Sapito Azul», es el título de la obra ganadora y del personaje que creó nuestro autor, nacido en el Ingenio Quisqueya, pero que además ha vivido en varios lugares del país y del extranjero (su padre era militar y su madre de ascendencia seibana), cursó estudios en su lugar de nacimiento, en San Pedro de Macorís y se recibió de abogado en la UASD, residiendo actualmente en U.S.A., donde es profesor de español en Lawrence High School. Además de abogado de profesión, es periodista activo y ante todo, poeta, autor de «Memorias del retorno» (1993); «Travesía a la quinta estación» (1994); «Con el pie forzado» (1999) y «Trovas de Mar» (2002) y ha sido nombrado Poeta de la prestigiosa universidad de Cambridge. Muchos poemas suyos han sido traducidos y el último de los libros citados es bilingüe.

Premiado nacionalmente desde antes, el poeta César Sánchez Beras ha desarrollado una actividad cultural extraordinaria en territorio norteamericano sin que, como ocurre regularmente, se le haya reconocido esta labor de difusión y de aglutinamiento de los escritores nuestros en ese exilio económico particular.

A veces tenemos la sensación de que, como se ha hecho con las elecciones, que a los grandes países donde residen los criollos la llaman provincia de ultramar o algo así, de ese mismo modo, parecería que lo que hacen nuestros creadores en otras latitudes ocurre en otra dimensión del universo, outside y, en consecuencia, no lo asimilamos ni respetamos ni sentimos como cosanostra.

Como viví antes en provincia y sentí ese ausentimo y ese prejuicio en la crítica de la época y luché contra ello, me apresto a defender el derecho de los ausentes a vivir fuera y a seguir siendo, tan o más dominicanos que cuando residían aquí, porque los que han partido y los que partirán, no lo hacen por desamor a la patria ni se sienten ausentes de los graves y grandes problemas nacionales, sino que, por el contrario, a veces están más al día que la mayoría de los que aquí vivimos y trabajan y luchan para sostener a familiares y hasta a amigos con el fruto de sus trabajos.

Como son pesos criollos los dólares o los euros cuando se cambian, así son criollos cuando los leemos en nuestra lengua y, aún más, en las otras, los productos que escriben con tantos sacrificios y desvelos y tanto amor a los suyos, los llamados «ausentes », tan presentes siempre cuando los necesitamos.

Yo saludo hoy esos «ausentes» en la persona de César Sánchez Beras, que apenas tiene ahora 42 años y es padre y esposo, con dos matrimonios en su haber. Dominicano visceral y rotundo, porque vivió en todas las zonas del país y porque es un hombre de amores según su poesía desatadamente sensual.



EL SAPITO AZUL

Este volumen con unas veintidós décimas, tiene ese aliento infantil agradable y juguetón de los buenos cuentos para niños. Pero para un niño que vive en el siglo veintiuno. El autor nos mostró algunos dibujos que ilustrarían una posible publicación del texto, de la dibujante y pintora cubana Raquel I. Díaz, al pie de cada décima, que le dan un aire cosmopolita y actual a las mismas.

César Sánchez Beras no abjura de la poesía libre como sabemos por sus sonetos, pero no se ha sumado a los que han echado el verso a un lado. Si revisamos la literatura dominicana contemporánea muchos de nuestros grandes valores, tampoco lo hicieron: Manuel del Cabral, Pedro Mir, Franklin Mieses Burgos, Manuel Rueda, Lupo Hernández Rueda, Antonio Fernández Spencer, René del Risco y Bermúdez y otros, jamás abandonaron del todo la métrica y la rima.

Esta fidelidad de César Sánchez Beras le ha permitido ciertos hallazgos plásticos que sólo encuentra el que realmente sea poeta. Además, en el caso de estas pegajosas rimas, ayuda no sólo a la memorización de los infantes sino que el ritmo musical de los versos les permite sentirse cómplices del autor, como él lo intenta desde la primera décima, para que, haciendo ejercicios tempraneros tratando de imitarlo, se vayan aficionando a la poesía.

El género infantil no es fácil ni tan frecuente. Se precisa una gran dosis de ternura, mucha imaginación y sobre todo, la conciencia constante de que está dirigido a niños del siglo XXI, que ven televisión, que saben más que sus padres de efectos especiales y a quienes lo grotesco se le ha hecho cotidiando y a que, muchos, no sólo tienen acceso a la computadora familiar o personal sino que leen directamente viajando en el ciberespacio estas muestras que ofrecemos.

Lamentablemente sólo podemos ofrecer dos muestras de las décimas. Sentimos no poder transcribir los textos completos, para que los lectores, sean o no niños pequeños, se hubieran podido deleitar con las ocurrencias humorísticas de nuestro autor. Pero, para muestras basta un botón y, en este caso, van dos.

El libro lleva una dedicatoria a Laura, César, Carla, Katie y Amelia y estos que reproducimos, van dedicados a todos los jóvenes lectores de Clavedigital, a quienes, de ahora en adelante, de vez en cuando, volveremos a copiarles otros ejemplos de literatura infantil y juvenil. Hasta entonces.

SAPITO AZUL

Yo soy tu nuevo amiguito
y aquí te vengo a contar
una historia singular
que le sucedió a un sapito.
El hizo un viaje bonito
y muchos lugares vio,
todo un mundo recorrió
mirándolo por completo,
pero guárdame el secreto:
ese sapito era yo.
Si me quieres preguntar
por qué tengo este color,
es que yo soy un pintor
y me gusta dibujar.
Si encuentras muy singular
mi color y mi textura,
es que me cayó pintura
cuando pintaba el carruaje,
pero debajo del traje
tengo tu misma figura.

EL SAPO Y LA TORTA PERDIDA

Ayer en una gran fiesta
se casó la amiga ardilla.
Yo toqué la trompetilla
y el pez dirigió la orquesta.
pero a mitad de la fiesta
se terminó la emoción
pues a mitad de función
la torta no apreció,
y aunque ninguno lo vio
creen que es cosa del ratón.
El ratón dice que no,
que fue la rana María,
o que la garza Lucía
fue quien la torta comió.
La garza dice que vio
muy contento degustar,
algún sabroso manjar
al que tocó la trompeta,
pero yo que estoy a dieta
solamente fui a bailar.



INGLES

Sapito Azul
César Sánchez Beras
Sapito Azul is an adorable character that will delight children and adults with his mischievous behavior. Through colorful poetry and lyrical rhyme, children will learn about cultural diversity, the joy of exploration, personal hygiene, and the distinctiveness of the Spanish language, among other things. This book is the perfect complement to reading, mathematics, and social studies lessons. Sapito Azul will become a classroom companion to students, enabling them to learn through his experiences.